Balayage vs. Mechas: ¿Cuál es la diferencia?

No hay nada como ese brillo playero y besado por el sol que se consigue con las mechas. En tu búsqueda de inspiración para las mechas, probablemente te hayas encontrado con las palabras mechas y balayage utilizadas para describir efectos similares.

Mujer se pone trenzas en un locticista profesional.

Incluso si miras fotos de los dos servicios de color, puede que las diferencias no sean evidentes automáticamente. Sin embargo, entender lo que significa cada técnica es el primer paso para decidir cuál te dará los resultados que buscas.

Por eso hemos creado esta guía completa para explicar las diferencias entre el balayage y las mechas. Te guiaremos por todo lo que necesitas saber, para que puedas determinar cuál es el más adecuado para ti.

¿Qué son las mechas?

Las mechas son trozos, o mechones, de pelo más claros que tu color natural o base. Pueden ser atrevidas o dramáticas y son la forma perfecta de actualizar tu look sin cambiarlo por completo.

Las mechas pueden acentuar tu corte de pelo o tus capas, resaltar tus rasgos faciales y crear la ilusión de un pelo con más volumen. Se pueden hacer con o sin láminas, aunque lo más habitual es hacerlas con láminas (por ejemplo, mechas con láminas).

¿Cuáles son los distintos tipos de mechas?

Ahora que tienes una visión general de lo que son las mechas, es hora de profundizar un poco más. Hay varios tipos de mechas, cada uno con su propia aplicación y efecto.

A continuación desglosaremos los tipos de mechas más comunes.

Mechas completas

Las mechas completas son el tipo de mechas más completo. Tu estilista colocará suficientes mechas para cubrir toda tu cabeza. Las mechas completas aclaran drásticamente el color general de tu pelo y requieren mucho mantenimiento.

Mechas parciales

Las mechas parciales implican menos mechas y suelen ser las suficientes para crear un efecto de bronceado. A diferencia de las mechas completas, las parciales realzan tu color natural en lugar de cambiarlo por completo. Por ello, requieren algo menos de mantenimiento.

Mini mechas

Las mini mechas, también llamadas mechas de bebé, son precisamente eso. Tu estilista colocará un pequeño puñado de mechas alrededor de tu cara, creando un efecto sutil y luminoso. Como las mini mechas son sólo acentos, son relativamente fáciles de mantener.

Mechas con papel de aluminio

Las mechas con papel de aluminio son una técnica de matización en la que tu estilista tiñe secciones de cabello y luego las envuelve en papel de aluminio.

Las láminas atrapan el calor del cuerpo, lo que hace que el aclarador sea más eficaz. Como las mechas tradicionales con papel de aluminio potencian los efectos del decolorante/tinte, es más probable que dañen tus mechones.

Mechas con tapa

Cuando te haces mechas con gorro, el estilista coloca un gorro de plástico con decenas de agujeros sobre tu pelo. Luego, sacará finas mechas a través de los agujeros y las aclarará.

Las mechas con gorro son sutiles y naturales, aunque pueden parecer rayas de cebra si se hacen mal. El gorro que se utiliza también crea una barrera entre el color y tu cuero cabelludo, por lo que suelen ser más seguras para las personas que sufren alergias o tienen la piel sensible.

Lowlights (reflejos apagados)

El proceso de aplicación de las mechas bajas es casi idéntico al que utiliza tu estilista para hacerte mechas.

Sin embargo, mientras que las mechas aclaran tu pelo unos cuantos tonos, las mechas bajas lo oscurecen. Pueden hacer que tu color base sea moderadamente más oscuro o añadir profundidad y dimensión al color total.

¿Qué es el balayage?

Aunque el nombre suene exótico, el balayage es en realidad un tipo de técnica de matización. La palabra balayage viene del francés «balayer», que significa barrer. Se refiere a la forma en que se aplica el color del pelo balayage.

Cuando te haces un balayage, tu estilista utilizará un pincel para pintar el color directamente en tu pelo. Esto crea unas mechas graduales, de aspecto más natural, que parecen menos rayadas que las tradicionales.

Aunque la técnica no parece muy complicada, es sorprendentemente difícil de conseguir. Tu estilista tiene que observar y comprender la textura natural de tu pelo, su movimiento y la forma en que fluye.

Una mujer negra con un nuevo crecimiento rizado que lleva un color de pelo más oscuro con subtonos rojos.

¿Cuáles son los distintos tipos de balayage?

El balayage se refiere simplemente a cómo se aplica el color. Así que, naturalmente, incluye una variedad de técnicas, cada una de las cuales puede darte un resultado completamente diferente. Estos son algunos de los tipos de mechas balayage.

  • Balayage completo: El balayage completo es una técnica de aclarado integral en la que tu estilista te pinta mechas en todo el cabello. Crea un cambio de color drástico y es una gran opción para quien quiera aclarar el color general de su pelo sin necesidad de un gran mantenimiento.
  • Balayage parcial: Cuando te haces un balayage parcial, tu estilista pintará estratégicamente un pequeño número de mechas en tu pelo para crear un efecto de luz. El balayage parcial da a tu pelo un toque de ligereza, ya que tu estilista centra su atención en sólo una o dos zonas pequeñas.
  • Balayage inverso: Como puedes deducir por su nombre, el balayage inverso es lo contrario de las mechas balayage. En lugar de aclarar tu pelo, tu estilista pintará lowlights (reflejos apagados) directamente sobre tus mechones. El balayage inverso se suele utilizar para añadir dimensión a los mechones rubios y ayudarte en la transición a un tono ligeramente más oscuro.
  • Foilyage: Las láminas atrapan el calor, lo que ayuda a que el aclarador penetre más profundamente en tus mechones. Así que, aunque el foilyage tiene un aspecto similar al balayage normal, tus mechones serán significativamente más claros.

¿Cuál es la diferencia entre el balayage y las mechas?

Aunque el balayage y las mechas son increíblemente similares, difieren en la forma de aplicarlas. Las mechas casi siempre implican el uso de láminas, mientras que el balayage es una técnica exclusivamente manual.

El balayage crea resultados más sutiles que las mechas tradicionales y te da un brillo más natural. Suelen empezar a unos centímetros de tus raíces, lo que ayuda a mezclar el tono más claro con tus tonos naturales.

Por otro lado, las mechas te dan un cambio de color más dramático. Suelen empezar en las raíces y crean un efecto más enmarcado en la cara que el balayage.

¿Qué dura más: balayage o mechas?

Una de las mejores cosas del balayage es que es increíblemente duradero. La técnica de pintura balayage crea una transición suave entre tu color base y las mechas.

Como no hay una línea de demarcación, tu color natural se funde perfectamente con el tono aclarado. Eso significa que tus raíces no se notarán tanto cuando empiecen a crecer.

Mientras que las mechas tradicionales suelen necesitar un retoque en seis u ocho semanas, el balayage puede durar más de tres o cuatro meses antes de necesitar un retoque. Algunas personas pueden llegar a durar hasta seis meses antes de renovar el color.

¿Es el balayage más saludable que las mechas?

Como el balayage no se hace tradicionalmente con láminas, la técnica genera menos calor. El calor abre las cutículas de tu pelo, para que los productos químicos del aclarador puedan penetrar mejor en tus mechones.

Aunque el calor puede ayudarte a conseguir tonos más claros, también puede provocar daños más graves. Así que, dependiendo de la técnica específica que elijas, el balayage es mucho más seguro que las mechas tradicionales.

¿Es el balayage más caro que las mechas?

Aunque los precios de cada estilista y salón varían, el balayage es casi siempre más caro que las mechas normales. Se considera una técnica de coloración de lujo y suele tener un precio que lo refleja.

La técnica del balayage también requiere más formación y lleva mucho más tiempo que las mechas tradicionales, lo que aumenta los costes.

Mientras que las mechas suelen costar entre 75 y 150 euros, los precios del balayage oscilan entre 75 y 500 euros. Ten en cuenta que estos precios reflejan la media.

Tu servicio de color puede costar bastante más dependiendo de factores como:

  • La experiencia de tu estilista.
  • Si tu salón es de alta gama o no.
  • El grosor y la longitud de tu pelo.
  • La cantidad de pelo que piensas teñir.

¿Merece la pena pagar el balayage?

No cabe duda de que el balayage es una de las técnicas de coloración del cabello más costosas. Así que, naturalmente, puedes preguntarte si merece la pena su elevado precio.

Aunque esto depende totalmente de tus preferencias, creemos que es justo decir que el balayage merece la pena. Es duradero, precioso y mucho más suave para tus mechones que otras técnicas de matización.

Cómo preparar tu cabello para el balayage o las mechas

A pesar de todas las diferencias, tanto las mechas como el balayage implican aclarar tu cabello con aclaradores potencialmente dañinos.

Tomar las precauciones adecuadas antes de tu cita mejorará tus posibilidades de obtener unos resultados de color sorprendentes, manteniendo tus mechones sanos y asegurándote de que tu dinero valga la pena.

A continuación te explicamos cómo preparar tu pelo para el balayage y las mechas:

Ve a la peluquería con el pelo sin lavar

Aunque no deberías acudir a tu cita con el pelo sucio, es una buena idea ir con las mechas sin lavar. Lo ideal es que no te laves el pelo hasta uno o dos días antes del servicio de coloración.

De este modo, los aceites naturales del cuero cabelludo tienen tiempo suficiente para recubrir las mechas y crear una capa protectora. Además de mantener tu cuero cabelludo a salvo, una pequeña acumulación de aceite ayudará a garantizar que el color salga de forma uniforme y no dañe tu cabello en el proceso.

Lleva unas cuantas fotos de referencia

Aunque es fácil pasarlo por alto, proporcionar a tu estilista fotos de referencia puede ayudar mucho a que salgas de la peluquería satisfecha.

Las fotos de referencia eliminan todas las conjeturas y dan a tu estilista una idea clara del look que quieres. Aunque no conozcas el nombre de colores, técnicas o colocaciones concretas, tu estilista tendrá un ejemplo visual en el que basar su trabajo.

Mima tus mechones

Independientemente de la técnica que utilices, aclarar tu cabello puede causar graves daños estructurales. Así que en las semanas previas a tu cita, utiliza muchos tratamientos capilares fortalecedores e hidratantes.

Un cabello sano también acepta mejor el color, por lo que mimar tus hebras puede darte resultados más atractivos.

Córtate el pelo antes del servicio

Si tienes pensado quitarte unos centímetros o más de pelo, córtate el pelo antes de que te apliquen el color.

De este modo, tu estilista tendrá una mejor idea de cómo aplicar las mechas y podrá asegurarse de que la colocación funciona con tu nuevo corte. Como algunas peluquerías cobran más por el pelo largo o grueso, puede que incluso te ahorres dinero.

Cómo cuidar tu pelo después del balayage o las mechas

La forma en que cuides tu cabello después del servicio de coloración afectará de forma drástica a la longevidad y la vitalidad de tus mechas y balayage. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo cuidar mejor tu pelo después de las mechas o de cualquier otro servicio de coloración.

Lávate el pelo con menos frecuencia

Una de las cosas más importantes que puedes hacer después de teñirte el pelo es reducir la frecuencia con la que te lo lavas. El lavado, en concreto el champú, despoja al cabello de su humedad y puede hacer que el color se desvanezca rápidamente.

Para evitarlo, trata de añadir uno o dos días más entre lavados, y lávate el pelo sólo lo estrictamente necesario. Si necesitas un retoque entre los días de lavado, prueba a lavarte el pelo con un acondicionador limpiador o un co-wash.

Protege tus mechones de la exposición al medio ambiente

Cosas como la luz del sol, el agua salada, la contaminación atmosférica y el cloro pueden decolorar tu pelo y dejarlo con un aspecto seco y crujiente. Así que antes de salir a la calle, toma algunas precauciones para proteger la integridad de tus nuevas mechas. Puedes:

  • Llevar un sombrero, un pañuelo o un gorro de baño.
  • Aplicar a tu pelo un filtro UV o un protector solar.
  • Cubrir el pelo con acondicionador antes de nadar en agua salada o con cloro.
  • Ponte el pelo en trenzas, moños o giros para que haya menos mechones expuestos.

Cambia a fórmulas seguras para el color

Si piensas teñirte el pelo, asegúrate de que los productos que utilizas para peinar y cuidar tus mechones tienen la etiqueta de seguro para el color.

Los productos seguros para el color están formulados específicamente para el cabello teñido, para minimizar la decoloración. Algunos incluso contienen pequeñas cantidades de pigmentos potenciadores del color para que tu pelo siga teniendo un aspecto vibrante.

Reduce el calor

Como el calor abre las cutículas del pelo, crea aberturas que provocan el sangrado y la decoloración del tinte. Y esto no se limita a las herramientas calientes como las planchas y los secadores. Incluso lavar el pelo con agua caliente acelera la decoloración.

Aunque lo mejor es evitar por completo el calor, hay pequeños cambios que puedes hacer para minimizar sus efectos sobre el color. Mantén las herramientas de calor a una temperatura más baja y utiliza un suero protector del calor antes de utilizarlo en tus mechones.

Hidrata tu pelo regularmente

Sin duda, el pelo sano tiene mejor aspecto y retiene el color con más eficacia que las hebras secas o dañadas. Así que, después de tu servicio de color, asegúrate de que tu pelo tiene toda la hidratación que necesita.

Puedes hacerlo dándote tratamientos semanales de acondicionamiento profundo.

Pros y contras del balayage

Aunque el balayage es una forma de mechas, algunas diferencias clave le dan una ventaja sobre las mechas tradicionales. Del mismo modo, hay algunas situaciones en las que las mechas son la mejor opción. Ilustraremos estas diferencias profundizando en lo mejor y lo peor del balayage.

Pros

  • Esta técnica crea las mechas de aspecto más natural.
  • El balayage requiere menos mantenimiento.
  • Es menos probable que sufras daños químicos después de hacerte el balayage.

Contras

  • El balayage es bastante más caro que otros tipos de mechas.
  • No es tan eficaz en cabellos previamente teñidos.
  • La técnica del balayage no genera tanto calor, por lo que es más probable que deje tus mechones con un aspecto broncíneo.
  • El balayage tarda mucho más en completarse que otros tipos de mechas.
  • Encontrar un estilista con experiencia en balayage puede ser un reto, dependiendo de tu ubicación.

Ventajas e inconvenientes de las mechas

¿Aún no estás segura de si las mechas son adecuadas para ti? Al igual que el balayage, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de programar tu cita con el peluquero.

Así que en esta sección, sopesaremos los pros y los contras para ayudarte a decidir.

Pros

  • Las mechas son más rentables que el balayage.
  • Las mechas son mejores para cubrir las canas que el balayage.
  • Es más fácil encontrar un estilista bien formado en hacer mechas, ya que no es una técnica especializada.
  • Las mechas no tardan tanto en hacerse como el balayage.
  • Las mechas en lámina pueden superponerse a otros tipos de coloración del cabello, como los tintes demipermanentes, los tintes semipermanentes y la henna.

Contras

  • Las mechas requieren más mantenimiento que el balayage.
  • Dependiendo del tipo de mechas que te hagas, pueden no parecer muy naturales.
  • Pueden tener un aspecto abultado o rayado si no se colocan correctamente.
  • Es más probable que las mechas dañen tu pelo y provoquen sequedad y rotura graves.
  • Tendrás una línea de demarcación clara cuando tu pelo empiece a crecer.

¿Debes hacerte mechas o balayage?

Que te hagas un balayage o unas mechas depende totalmente de ti y de tus preferencias personales. Sin embargo, hay algunos casos en los que el balayage es la mejor opción.

El balayage tiene un aspecto más natural, es más fácil de mantener y es más suave para tus cabellos.

Si eso te parece atractivo, el balayage es el camino a seguir. Por otro lado, debes optar por las mechas si quieres un cambio de color drástico, quieres ahorrar dinero o te gusta una tendencia o método específico de mechas.

Esperamos que este artículo haya esbozado claramente las diferencias entre las mechas y el balayage y te haya facilitado la elección de cuál es el mejor para ti.

Recuerda que debes anteponer la salud de tu cabello y elegir un peluquero que tenga experiencia en trabajar con cabello natural. Te deseamos la mejor de las suertes cuando pruebes un nuevo tono de cabello.

Deja un comentario