Cómo hidratar el cabello de baja porosidad: Guía DIY paso a paso

Tu régimen ideal de hidratación del cabello tiene mucho que ver con la porosidad de tu cabello. Por desgracia, muchas personas naturales no tienen ni idea de lo que es la porosidad capilar, y mucho menos de lo que significa para la hidratación del cabello.

Esta mujer está mirando su cabello delante del espejo del baño.

Lo más probable es que te hayas topado con este artículo porque has estado luchando por mantener hidratado tu cabello de baja porosidad. Pues tenemos buenas noticias, estás en el lugar adecuado. Este artículo te dará una visión general en profundidad de cómo hidratar el cabello de baja porosidad.

¿Qué es el pelo de baja porosidad?

Algunas personas creen que tienen el pelo de baja porosidad cuando, en realidad, no es así. Así que nos gustaría empezar este artículo definiendo lo que significa el pelo de baja porosidad.

El cabello de baja porosidad está formado por mechones con una capa de cutícula muy apretada. La capa está tan unida que apenas hay aberturas para que el agua o los productos que contienen humedad penetren en las hebras.

En otras palabras, tus hebras son resistentes al agua y a la humedad. Esta resistencia natural puede dar lugar a hebras frágiles, resecas y propensas a romperse.

Además, el pelo poco poroso tarda mucho en liberar la humedad una vez que la ha absorbido. Una excepción es cuando te lavas el pelo con champú.

He aquí cómo averiguar si tienes el pelo de baja porosidad. Piensa en la última vez que te lavaste el pelo:

  • ¿Tardaste más de unos segundos en saturar de agua toda tu cabeza? Si la respuesta es afirmativa, es posible que tengas el pelo poco poroso.
  • ¿Tardó tu pelo horas y horas (hasta 24 horas) en secarse después del aclarado? Si la respuesta a esta pregunta es afirmativa, es probable que tengas un cabello de baja porosidad.

Si quieres estar «doblemente segura» de que tienes un cabello de baja porosidad, puedes probar la prueba de flotación. Nota: Aunque la prueba del flotador es una forma divertida de comprobar la porosidad del cabello, no es un método científicamente fiable. Es pseudociencia, pero es divertido.

En general, el pelo flota en el agua. La mayoría de las personas que realizan la prueba de flotación observarán que su pelo flota durante mucho tiempo y que finalmente puede hundirse, si es que lo hace.

Esta larga flotación se debe a que tu pelo está naturalmente recubierto de aceite. Cualquier producto capilar adicional que utilices en tu régimen de cuidado del cabello tendrá un impacto añadido.

El aceite siempre flotará en el agua, por lo que el hecho de que tu pelo flote no indica una baja porosidad. Simplemente indica que tu pelo es ligero y tiene una capa de aceite que repele el agua.

Rebajas
Moroccanoil Acondicionador Suavizante, 250ml
  • La mascarilla de cinco minutos ayuda a fortalecer el cabello...
  • Con una infusión de aceite de argán, mantequilla de karité,...
  • Mejora la fuerza y la elasticidad del cabello

Supón que eliges hacer la prueba con el pelo recién lavado, pero no lo acondicionas después de lavarlo. En ese caso, se trata de una prueba artificial si normalmente te aplicas acondicionador después del champú.

En cualquier caso, el pelo seguirá flotando para la mayoría de la gente, porque normalmente aún queda algo de aceite residual en el pelo.

La temperatura del agua también ha sido objeto de debate. Algunas personas sostienen que no supone ninguna diferencia, pero esto es incorrecto, ya que las temperaturas más cálidas pueden eliminar parte de la grasa del cabello. Sin embargo, la observación más común que la gente hará al ver un solo mechón de pelo es que flotará.

Cómo hidratar el cabello de baja porosidad

Si has llegado a este punto y te has dado cuenta de que tienes un cabello de baja porosidad, hay varios métodos que puedes utilizar para liberar el máximo potencial de hidratación de tu cabello.

En esta sección, compartiremos consejos y trucos útiles para hidratar el cabello de baja porosidad que te ayudarán a mantenerlo hidratado.

1. Desarrolla una rutina de pre-poo

«Pre-poo» es la abreviatura de pre-champú. Una rutina de pre-purificación se utiliza para preparar tu cabello antes del champú. Dado que el cabello de baja porosidad tiende a perder la hidratación durante el proceso de limpieza, querrás proteger e hidratar tus mechones lo máximo posible de antemano.

Un tratamiento previo al pre-poo puede incluir productos que utilices habitualmente en tu cabello. Si tienes a mano aceites naturales como el de semilla de uva o el de jojoba, úsalos.

Todos estos aceites son lo suficientemente ligeros como para penetrar en las hebras de tu cabello de baja porosidad y proporcionar una hidratación profunda. También puedes utilizar un acondicionador combinado con cualquiera de estos aceites.

Sigue los pasos que se indican a continuación para llevar a cabo un sencillo prelavado:

  • Mientras tu pelo está completamente seco, divídelo en cuatro u ocho secciones. Esto facilitará la distribución del tratamiento de pre-champú.
  • Cubre cada sección de tu cabello con el tratamiento pre-poo. Asegúrate de cubrir cada sección desde la raíz hasta las puntas. Sé generoso con el producto o productos y asegúrate de cubrir cada mechón.
  • Desenreda suavemente cada sección de cabello con un peine de púas anchas.
  • Deja que el tratamiento pre-poo se asiente durante al menos 30 minutos. Cuanto más tiempo lo dejes reposar en el cabello, mejor. Incluso puedes dejar el tratamiento durante toda la noche. Sólo asegúrate de llevar un pañuelo de seda o satén o un gorro de ducha para mantener las sábanas limpias.
  • Por último, lávate el pelo como de costumbre.

2. Añade calor a tu rutina de acondicionamiento

El calor puede llevar tus rutinas de acondicionamiento al siguiente nivel. Tiene una especie de efecto de «desbloqueo» en tus capas de cutícula normalmente cerradas. Añadir calor a tus sesiones de acondicionamiento hará que esas capas se abran, permitiendo la entrada de agua y humedad.

El calor también ayuda a que el acondicionador funcione de forma óptima. Los acondicionadores a base de aceite están compuestos por moléculas de grasa que tu pelo necesita para absorber la humedad.

En presencia del calor, estas moléculas de grasa se descomponen más fácilmente, permitiendo que tus hebras capilares absorban esos aceites tan necesarios.

Oirás diferentes nombres de estos tratamientos dentro de la comunidad del cabello natural. Los tratamientos con aceite caliente y los tratamientos de acondicionamiento profundo son descripciones comunes de procesos similares con ligeras variaciones.

Para aprovechar los beneficios de los tratamientos de acondicionamiento caliente, tienes algunas opciones:

  • Después de aplicarte el acondicionador, hazte el pelo al vapor durante unos minutos.
  • Siéntate bajo un secador con capucha de 5 a 10 minutos después de aplicar el acondicionador. Puedes utilizar el secador con capucha a una temperatura baja o media; te aconsejamos que evites el calor alto para no causar daños por el calor.
  • Lleva un gorro térmico mientras dure el tratamiento de acondicionamiento profundo o la sesión de hidratación.

3. Prueba el método «invernadero».

El método del invernadero es un procedimiento rápido para aumentar la hidratación que realizas después de usar tu crema hidratante favorita. Los naturales de todo el mundo utilizan este método para evitar la pérdida de hidratación y la sequedad después de limpiar su cabello.

He aquí cómo hacer el método del invernadero:

  • Comienza aplicando un aceite o una crema hidratante a base de aceite sobre tu cabello limpio y húmedo.
  • Cúbrete la cabeza con un gorro de plástico. Si estás en apuros, puedes utilizar esa bolsa de plástico de la compra que tienes en la despensa.
  • Deja la cabeza cubierta durante toda la noche. No te sorprendas si al día siguiente ves gotas de agua en el gorro. Se trata de la condensación del calor de tu cabeza y de la humedad del gorro.
  • Aclara bien tu cabello por la mañana.

Con qué frecuencia hay que hidratar el cabello de baja porosidad

No existe una frecuencia exacta con la que debas hidratar tu cabello de baja porosidad. Esto se debe a que la retención y la pérdida de humedad varían de una persona a otra.

Rebajas
BoldPlex 3 Bond Repair - Máscara de Tratamiento de...
  • ¿Cómo funciona? Nuestro tratamiento de creación de vínculos...
  • Verdadera salud del cabello: Acondicionar profundamente, mejorar...
  • El tamaño importa: ¡Un generoso pote de 200ml! El doble del...
  • Para todo tipo de pelo: Este hacedor de milagros hace maravillas...
  • Belleza eco-responsable: el régimen de BoldPlex te ayuda a verte...

Pero la buena noticia es que, por lo general, tu pelo te dirá cuándo tiene sed. Cuando sientas tu pelo seco al tacto, no tengas miedo de hidratarlo. La mayoría de las personas con cabello de baja porosidad lo hidratan de dos a cinco veces por semana.

Los mejores humectantes para el cabello de baja porosidad

No todas las cremas hidratantes son iguales cuando se trata de hidratar tu cabello de baja porosidad. Hay ciertos ingredientes que debes buscar en tus cremas hidratantes, acondicionadores profundos y productos sin aclarado para promover la hidratación. Entre ellos están:

  • Aceite de jojoba: El aceite de jojoba es un aceite natural derivado de la planta de jojoba. Su composición es similar a la de los aceites naturales que produce nuestro cuero cabelludo, llamados sebo. Esto hace que el aceite se distribuya y absorba fácilmente en las hebras del cabello.
  • Aceite de semilla de uva: El aceite de semilla de uva es una joya para el cabello de baja porosidad porque es ligero, lo que facilita su penetración en el cabello. Los aceites más pesados, como el de oliva, tienden a apelmazar el cabello, lo que hace que la retención de la humedad sea casi imposible para los cabellos poco porosos. El aceite de semilla de uva es muy apreciado por sus propiedades térmicas. Puede proteger el cabello de los daños causados por las planchas y los secadores.
  • Aceite de aguacate: El aceite de aguacate es ligeramente más pesado que los otros aceites mencionados anteriormente. Sin embargo, es el preferido de las personas con cabello poco poroso. Su capacidad para saturar de humedad las hebras del cabello es bien conocida.
  • Glicerina: La glicerina es un humectante que atrae la humedad del medio ambiente a tu cabello. Encontrarás glicerina en montones de productos capilares naturales destinados a hidratar el cabello.
  • Aloe Vera: El aloe vera es extremadamente hidratante para el cabello y tiene propiedades humectantes. Al igual que la glicerina, atrae la humedad del entorno a tu cabello.

Utiliza estos ingredientes solos o con otros humectantes para retener al máximo la humedad.

Palabras finales

Como puedes ver, el cabello de baja porosidad requiere un cuidado muy específico para adaptarse a su distinta estructura. Esperamos que este artículo te haya proporcionado las herramientas que necesitas para superar los problemas del cabello de baja porosidad o para ayudar a otra persona que se enfrente a este problema tan común. Si pones en práctica los consejos y las técnicas descritas en este artículo, estarás en camino de conseguir unos rizos húmedos y lujosos.

Deja un comentario