Cómo limpiar la pelusa de un cepillo de pelo: Guía paso a paso

¿Has visto alguna vez pelusas blancas o grises en un cepillo de pelo sucio? Además de ser una monstruosidad, la acumulación puede afectar negativamente a la salud de tu cabello.

ESta mujer utiliza un cepillo para peinarse el cabello.

Si te preguntas cómo limpiar las pelusas de un cepillo para el pelo, ¡este es tu artículo! Te explicaremos todo lo que necesitas saber para lavar tu cepillo para el pelo y evitar que la pelusa se vuelva a acumular en el futuro.

Cómo limpiar las pelusas de un cepillo para el pelo

Cada vez que pasas un cepillo para el pelo con pelusas, transfieres toda la suciedad y el polvo a tus mechones. Para evitar que esto ocurra, lava el cepillo del pelo en cuanto veas que se acumulan pelusas.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Sólo tienes que seguir estos sencillos pasos para eliminar las pelusas de tu cepillo para el pelo y dejarlo bien limpio.

Paso 1: Reúne tus materiales

¿Tienes un cepillo para el pelo que necesita una limpieza profunda? El primer paso es reunir los siguientes materiales.

  • Champú
  • Cepillo de dientes
  • Agua tibia
  • Tazón
  • Cepillo de pelo sucio
  • Alcohol isopropílico (opcional)
  • Peine de cola de rata (opcional)
  • Bicarbonato de sodio (opcional)
  • Tijeras (opcional)

Paso 2: Limpiar el pelo

Una vez que hayas reunido todo lo que necesitas, retira todos los pelos y pelusas que puedas del cepillo. Puedes hacerlo a mano o utilizar el extremo puntiagudo de tu peine de cola de rata para meterte entre las cerdas del cepillo. Si te encuentras con algún nudo o enredo persistente, utiliza unas tijeras para eliminarlo.

Paso 3: Prepara el jabón

Exprime unas gotas de tu champú de limpieza profunda favorito en un recipiente con agua tibia. Mézclalo bien hasta que veas que empiezan a formarse burbujas. Si el cepillo está muy sucio, añade unas cucharaditas de bicarbonato de sodio para dar a la mezcla un poder de limpieza adicional.

Paso 4: Sumerge el cepillo

Sumerge las cerdas de tu cepillo en el agua y déjalo en remojo durante unos 5 minutos. Aunque puedes sumergir completamente los cepillos de plástico, otros materiales pueden sufrir daños por el agua.

Para proteger tu cepillo, procura no mojar la madera ni el relleno de tela. En su lugar, sumerge sólo las cerdas del cepillo en el agua.

Agita el cepillo en el recipiente de agua cada minuto aproximadamente. Esto ayudará a aflojar la suciedad adherida y facilitará la limpieza del cepillo.

Si el cepillo está ligeramente sucio, la inmersión y el remojo suelen ser suficientes para limpiarlo.

Paso 5: Frota el cepillo con un cepillo de dientes

Cuando hayan pasado cinco minutos, saca el cepillo del agua. A continuación, aplica una o dos gotas de tu champú favorito en un cepillo de dientes limpio y frota a fondo la base y las cerdas del cepillo.

Asegúrate de que cada una de las cerdas recibe atención, y trabaja desde la base hasta la punta. Sumerge los dos cepillos en el agua para deshacerte de la suciedad y evitar esparcirla. Sigue restregando el cepillo hasta que hayas eliminado todos los residuos visibles.

Paso 6: Aclarar el cepillo

Una vez que estés satisfecha, aclara el cepillo de dientes y el de pelo con agua fría y limpia. Al igual que antes, intenta mantener las partes de madera o acolchadas fuera del agua en la medida de lo posible.

Como alternativa, también puedes humedecer un paño limpio y limpiar el exceso de champú y las pelusas del cepillo. Cuando termines de enjuagar, sacude el cepillo unas cuantas veces para eliminar el exceso de agua.

Paso 7: Deja que el cepillo se seque

Coloca el cepillo sobre una toalla limpia con las cerdas hacia abajo, y espera a que se seque. Colocar el cepillo con las cerdas hacia abajo permite que el agua drene y disminuye la probabilidad de que tu cepillo retenga la humedad y le salga moho.

Si puedes, coloca el cepillo en ángulo con el mango hacia arriba. Algunos mangos de cepillos son huecos, por lo que colocarlos en ángulo ayuda a garantizar que el agua no se acumule en la base difícil de limpiar.

Paso 8: Desinfectar el cepillo

Una vez que el cepillo esté seco, puedes desinfectarlo con unas cuantas pulverizaciones de alcohol isopropílico para una limpieza aún más profunda. Esto ayudará a eliminar cualquier bacteria u hongo residual antes de que pueda reintroducirse en tus mechones.

Este paso es totalmente opcional, así que sáltalo si crees que no es necesario.

Cómo minimizar las pelusas de tu cepillo de pelo

La pelusa que encuentras en tu cepillo del pelo es en realidad una combinación de polvo, fibras, restos de producto capilar, aceites y células de piel muerta. Suena asqueroso, ¿verdad?

Por suerte, hay medidas que puedes tomar para evitar esta acumulación y mantener tu cepillo más limpio durante más tiempo. Veámoslos a continuación.

Lava tu cepillo regularmente

Lavar regularmente el cepillo es la mejor manera de evitar que se acumulen las pelusas. La frecuencia con la que laves el cepillo debe coincidir con la cantidad de producto que utilizas, la frecuencia con la que usas el cepillo y si éste parece sucio.

Aunque no hay una regla fija sobre la frecuencia con la que debes lavar el cepillo, la mayoría de los expertos recomiendan limpiarlo cada dos o tres semanas. He aquí otras razones por las que debes limpiar el cepillo del pelo con regularidad.

  • Un cepillo sucio transfiere la suciedad, las bacterias y la grasa a tu cuero cabelludo y a tus mechones.
  • La acumulación de piel y aceite es un caldo de cultivo perfecto para las bacterias, la levadura y los ácaros del polvo.
  • Utilizar un cepillo sucio puede causar o agravar afecciones cutáneas como la inflamación y la caspa.

Exfolia tu cuero cabelludo

Aunque la mayoría de la gente conoce los beneficios de exfoliar la piel, a algunos les sorprenderá saber que exfoliar el cuero cabelludo es igual de beneficioso.

La exfoliación elimina las células muertas de la piel y los productos sobrantes, lo que reduce las pequeñas escamas y la caspa que acaban en tu cepillo.

Para obtener los mejores resultados, exfolia el cuero cabelludo mientras está empapado, preferiblemente justo después de lavarte el pelo. Puedes usar un exfoliante natural o un exfoliante químico, según tus preferencias.

¿No puedes decidir cuál es el adecuado para ti?

Los exfoliantes químicos suelen considerarse más seguros que otros exfoliantes, porque los físicos pueden causar pequeños desgarros y abrasiones. Una vez que hayas decidido tu exfoliante, masajea suavemente el producto en el cuero cabelludo recién lavado con pequeños movimientos circulares.

Déjalo reposar unos minutos antes de aclararlo bien con agua fría. Repite este proceso hasta una vez a la semana, y notarás que tus cepillos y tu cuero cabelludo permanecen más limpios durante mucho más tiempo.

Usa un limpiador de cepillos para el pelo

Un limpiador de cepillos para el pelo es una herramienta especial diseñada para eliminar el pelo y la pelusa acumulada en tu cepillo. Tiene púas metálicas rígidas que cortan la acumulación y el pelo enredado con facilidad.

Los limpiadores de cepillos para el pelo son incluso perfectos para esos cepillos de cerdas de jabalí tan difíciles de limpiar. ¿Quieres probar uno?

Sólo tienes que pasar las púas metálicas del limpiador de cepillos por las cerdas de tu cepillo y repetir el proceso hasta que hayas eliminado la pelusa y el pelo. Después, aclara los dos cepillos con agua y déjalos secar.

Usa productos capilares más ligeros

¿Has notado que tu cepillo parece llenarse de pelusas enseguida? Podría ser una señal de que tus productos capilares son demasiado pesados o pegajosos. Los productos que dejan un residuo pesado en el cepillo probablemente estén haciendo lo mismo con tus mechones.

Procura no sobrecargar tu cabello y elige en su lugar aceites, cremas y sueros más ligeros.

También debes evitar los productos pegajosos, como los sprays y geles de fijación, ya que atraen y retienen el polvo y la suciedad. Si no puedes evitarlos, intenta cepillar el pelo antes de aplicar el producto y no después.

Asegurarte de que tus cepillos, peines y accesorios para el cabello están limpios es una parte esencial, pero a menudo olvidada, de cualquier régimen capilar saludable. Esperamos que este artículo te haya proporcionado todas las herramientas que necesitas para limpiar las pelusas del cepillo y evitar que se acumulen.

Deja un comentario