¿El hecho de no lavarse el pelo provoca su caída, adelgazamiento y rotura?

Durante años, la gente ha debatido si lavarse el pelo provoca su caída. Algunos dicen que los aceites naturales producidos por el cuero cabelludo son necesarios para un cabello sano y que lavarse el pelo elimina estos aceites.

Mujer con el cabello muy largo se lo está peinando.

Otros dicen que no lavarse el pelo provoca la acumulación de suciedad y exceso de grasa, lo que puede obstruir los poros y provocar infecciones en el cuero cabelludo.

Entonces, ¿qué es? ¿No lavarse el pelo provoca su caída? En este artículo, eliminaremos toda la confusión y te diremos sin lugar a dudas si lavarse el pelo provoca su caída.

¿No lavarse el pelo provoca su caída?

Es cierto que no lavarse el pelo puede provocar su caída. Cuando no te lavas el pelo, la suciedad, la grasa y el sudor se acumulan en el cuero cabelludo. Esto puede obstruir los poros, desencadenar infecciones y provocar una mala salud del cabello y del cuero cabelludo.

Si tienes una infección en el cuero cabelludo, puede irritar los folículos pilosos y provocar una caída excesiva del cabello. En casos graves, las infecciones del cuero cabelludo pueden incluso provocar la caída permanente del cabello. Por lo tanto, si no te lavas el pelo con regularidad, puedes correr el riesgo de perderlo.

Lavarse demasiado el pelo también puede provocar su caída

Aunque no lavarse el pelo puede provocar su caída, lavarse el pelo con demasiada frecuencia también puede provocar su caída. Cada vez que te lavas el pelo, eliminas los aceites naturales que protegen e hidratan tus hebras; el efecto se maximiza cuando utilizas champús con sulfatos fuertes.

Esto puede hacer que tu pelo se reseque, se vuelva quebradizo y tenga más probabilidades de romperse. Si te lavas el pelo todos los días, o incluso varias veces a la semana, podrías dañarlo y aumentar el riesgo de caída.

¿Con qué frecuencia debes lavarte el pelo?

Ahora que sabes que no lavarse el pelo puede ser tan perjudicial como hacerlo con demasiada frecuencia, probablemente te preguntes con qué frecuencia debes lavarte el pelo. La respuesta puede sorprenderte.

La frecuencia con la que te laves el pelo depende principalmente de tu tipo de cabello.

Si tienes el pelo graso, tu frecuencia ideal para el lavado puede ser un día sí y otro no. Si tienes el pelo seco, el punto ideal puede ser un par de veces a la semana.

Hay varios factores que pueden afectar a la frecuencia con la que debes lavarte el pelo, como la frecuencia con la que sudas, si utilizas productos de peinado y si tienes caspa.

En definitiva, es importante que experimentes para encontrar lo que mejor funciona para tu cabello.

Nota: Quienes llevan un estilo de vida activo o viven en un clima húmedo pueden necesitar lavarse el pelo con más frecuencia.

¿Necesitas lavarte el pelo todos los días?

Hay situaciones en las que puedes necesitar lavarte el pelo todos los días. Si tienes una acumulación excesiva de sebo o una afección del cuero cabelludo, es posible que necesites lavarte el pelo a diario para mantener el cabello y el cuero cabelludo limpios.

En estos casos, es esencial utilizar un champú sin sulfatos para evitar eliminar demasiada grasa del cuero cabelludo.

¿Pierdes más pelo cuando espacias las sesiones de lavado?

Es un error común pensar que espaciar las sesiones de lavado hará que pierdas más pelo. En realidad, es lo contrario. Todo el mundo pierde unos 100 cabellos al día; si te lavas el pelo a menudo, no verás que se desprende mucho porque no se ha desprendido mucho pelo.

En cambio, si espacias las sesiones de lavado durante más tiempo, verás más muda. Por ejemplo, si te lavas el pelo cada 2 días, cuando lo vuelvas a lavar se habrán desprendido unos 200 pelos.

Si espacias un poco más las sesiones, cada 4 días, por ejemplo, te desprenderás de unos 400 pelos. Parecerá que pierdes más pelo, pero lo que ocurre es que se desprende más porque ha pasado un periodo de tiempo más prolongado desde el último lavado.

El champú que utilizas es importante

No todos los champús son iguales. De hecho, algunos champús pueden provocar la caída del cabello.

Si utilizas un champú que contenga productos químicos agresivos, sulfatos u otros ingredientes irritantes, puede resecar el cabello o el cuero cabelludo y provocar un aumento de la caída del cabello, lo que equivale a su pérdida.

Aquí es donde entran en juego los champús suaves. También puedes considerar el uso de champús que estimulen el cuero cabelludo o lo fortifiquen para ayudar a promover el crecimiento del cabello.

5 formas de minimizar la caída del cabello por el lavado

Si te preocupa la caída del pelo por lavarlo, hay algunas cosas que puedes hacer para minimizar el riesgo.

  • Lávate el pelo con agua fría o tibia. Lavarse el pelo con agua caliente puede resecarlo y hacerlo vulnerable a la caída del cabello.
  • Evita los champús con ingredientes secantes, como los sulfatos, la sal, el alcohol y las fragancias. Estos ingredientes pueden eliminar los aceites naturales y provocar sequedad, irritación y, en última instancia, caída del cabello.
  • Sé suave al lavarte el pelo. Evita frotar el cuero cabelludo con demasiada fuerza, ya que esto puede irritar la piel y ejercer una tensión indebida sobre los folículos pilosos. Incluso podrías arrancar pelos de raíz.
  • Utiliza un peine de púas anchas y acondicionador para desenredar el pelo mojado en la ducha. El pelo mojado es más susceptible de romperse, así que es importante ser suave al peinarlo. Deja que tu pelo se seque al aire siempre que sea posible.
  • Cambia tu toalla gruesa de algodón por una de microfibra. Las toallas de microfibra son menos propensas a causar fricción y rotura que las de algodón.
  • Nunca te saltes el acondicionador. El acondicionador ayuda a hidratar y proteger el tallo del pelo, haciendo que sea menos probable que se rompa cuando lo peines.

Malos hábitos que provocan la caída del cabello

Si te has lavado el pelo a intervalos razonables y lo has cuidado bien y sigues viendo que se te cae, es posible que haya otros factores en juego.

He aquí algunos malos hábitos que pueden provocar la caída del cabello:

  • Peinados apretados: Los peinados que tiran del pelo, como las coletas apretadas, pueden estresar los folículos pilosos y provocar la caída del cabello. Algunos peinados pueden arrancar directamente los pelos del folículo piloso.
  • Procesamiento excesivo: La coloración frecuente, el alisado y otros tratamientos químicos pueden dañar los folículos pilosos, aumentar la caída o quemar tu pelo hasta el olvido.
  • Herramientas calientes: El uso excesivo de herramientas calientes, como secadores, rizadores y planchas, puede quemar las cutículas del cabello y la estructura interna del mismo. La pérdida de cabello es un resultado común.
  • Fumar: Fumar cigarrillos se ha relacionado con la caída del cabello. Los mecanismos subyacentes no se conocen del todo, pero se cree que las sustancias químicas de los cigarrillos reducen el flujo sanguíneo a los folículos pilosos e inhiben el crecimiento del cabello. Además, tu sistema inmunitario se debilita cuando fumas, lo que hace más difícil que tu cuerpo combata las infecciones del cuero cabelludo que se sabe que causan la caída del cabello.
  • El estrés: El estrés puede provocar la caída del cabello al desencadenar la respuesta natural del cuerpo de «lucha o huida». Esta respuesta hace que tu cuerpo libere hormonas del estrés, como el cortisol. El cortisol puede hacer que nuestros folículos pilosos pasen de la fase de crecimiento a la de caída.

En resumen, tendrás que encontrar el equilibrio adecuado entre lavarse el pelo en exceso y en defecto. Además, presta atención a los productos capilares que utilizas y ten en cuenta cualquier mal hábito que pueda estar causando la caída del cabello.

Si sigues viendo que se te cae el pelo después de hacer estos cambios, lo mejor es que consultes a un médico o dermatólogo para descartar cualquier problema médico subyacente. Ellos podrán adaptar un plan de tratamiento a tus problemas capilares individuales y obtener resultados.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a saber más sobre la caída del cabello por lavarlo (o por no lavarlo) y cómo prevenirla. Te deseamos la mejor de las suertes en tu viaje hacia un cabello más sano.

Deja un comentario

5 × cinco =