Pelo esponjado: qué lo causa, cómo arreglarlo y cómo prevenirlo

¿El pelo esponjoso o esponjado está frenando tu viaje con el pelo natural? Si es así, eres una de las muchas personas que luchan contra este problema.

Esta chica tiene el cabello esponjado y al subir de hacer la compra en la frutería, le ha venido la duda de mejorar su pelo.

Algunos piensan que no tienen más remedio que vivir con el pelo rizado, pero la verdad es que hay medidas que puedes tomar para evitar el encrespamiento, independientemente de si tienes el pelo rizado, ondulado o liso.

En este artículo, nos adentraremos en el cabello esponjoso, las causas más comunes, las técnicas de prevención y mucho más. ¡Entremos de lleno en el tema!

Causas del pelo esponjado

El pelo esponjoso puede deberse a una serie de influencias, desde la sequedad del cabello hasta el peinado con calor (por ejemplo, el uso de un rizador, un secador, etc.) y mucho más. Los trataremos todos en la siguiente lista:

  • Pelo seco: El pelo seco es una de las causas más frecuentes del pelo esponjoso. Cuando tu pelo está seco, puede volverse quebradizo, encrespado y pueden aparecer puntas abiertas. Este daño es visible y puede ser evidente independientemente de cómo intentes peinarte.
  • Peinado con calor: peinar el pelo con calor regularmente puede dañar las cutículas del cabello con el tiempo y provocar puntas abiertas y daños. El pelo dañado no se comporta como el sano: sobresale y tiene un aspecto áspero, lo que contribuye a la aparición de mareos.
  • Lavarse el pelo con demasiada frecuencia o con el champú equivocado: Lavarse el pelo con demasiada frecuencia es otra causa del esponjamiento. Cada vez que te lavas el pelo, se eliminan los aceites naturales del cabello, por lo que lavarlo a diario o incluso cada dos semanas puede ser un error. Si utilizas un champú con sulfatos o un champú clarificante, tu pelo podría acabar seco y con mareo aún más rápido. Te recomendamos que utilices un champú y un acondicionador hidratantes dentro de tu régimen de cabello natural.
  • El tiempo: Cuando el tiempo en el exterior es húmedo, y tu pelo no está adecuadamente hidratado, las cutículas de tu pelo se hinchan y empiezan a cambiar de forma, creando esponjamiento. Además, en un día ventoso, cuando el viento te empuja el pelo, puede separar tus rizos y crear un aspecto esponjoso. Además, cuando sudas en un día caluroso, esto puede hacer que tu pelo se encrespe.
  • Procesamiento químico: Teñirse el pelo, hacerse una permanente o relajarse puede hacer que se vuelva esponjoso debido al daño que causa en las cutículas del pelo, la estructura interna y el patrón de los rizos. Las permanentes y los relajantes destruyen esencialmente la estructura interna de tu pelo para alterar su textura natural; es normal que tu pelo se vuelva esponjoso debido al daño (puntas abiertas, sequedad, fragilidad). Las sesiones de tinte y decoloración abren las cutículas de tu pelo para eliminar su pigmento natural y depositar el nuevo color. Una vez que las cutículas de tu pelo se abren químicamente, nunca vuelven a la normalidad, y esto también provoca esponjamiento.

Cómo evitar o prevenir el pelo esponjado

Evitar el pelo esponjado es bastante sencillo si tienes la información correcta. En esta sección, te daremos algunos consejos prácticos que puedes utilizar para evitar el pelo mareado.

Limita el calor de las herramientas calientes

Limitar el calor no sólo es bueno para la salud de tu pelo, sino que ayuda a garantizar que tu pelo se mantenga suave y dócil.

Si tienes que usar calor, te recomendamos que utilices un protector térmico para minimizar el daño a la fibra capilar. También debes poner la herramienta de calor a una temperatura lo más baja posible para realizar el trabajo sin arruinar tu cabello.

Mantén tu pelo hidratado

Mantener el pelo hidratado es una de las mejores maneras de evitar el encrespamiento, ya que el pelo seco es más propenso a encresparse.

Aquí tienes algunas cosas que puedes probar para mantener los niveles de hidratación de tus rizos:

  • Utiliza cremas hidratantes y productos de peinado a base de agua. Los productos capilares que tienen agua como uno de los primeros ingredientes serán más hidratantes para tu pelo que los que no la tienen. Incorporar productos hidratantes a base de agua (es decir, productos hidratantes) hará que tu pelo no se reseque.
  • Cubre tu pelo por la noche. Parte de mantener tu pelo hidratado es protegerlo por la noche. Mientras das vueltas en la cama, las sábanas de algodón y la funda de la almohada pueden extraer la humedad de tu pelo. Para evitarlo, utiliza un gorro o pañuelo de seda o satén. Te sorprenderá la diferencia en los niveles de hidratación de tu pelo.
  • Evita el síndrome de las manos en el pelo. El síndrome de las manos en el pelo se refiere a la incapacidad de dejar de tocar tu pelo. Cada vez que tocas o frotas tus mechones, les quitas humedad. Así que, para mantener tu pelo bonito e hidratado, te recomendamos que sólo te toques el pelo cuando sea necesario.
  • Sella la humedad. En un tiempo, los entusiastas del cabello natural y los expertos capilares pensaban que bastaba con hidratar el cabello rizado. Ahora sabemos que no es así. Para mantener tu cabello hidratado entre los días de lavado, es esencial sellar la humedad de tu cabello. Para ello, lo único que tienes que hacer es hidratar primero el pelo y luego aplicar un aceite sellador para retener esa humedad. Algunos de los mejores aceites selladores que puedes probar son:
  1. Aceite de jojoba
  2. Aceite de ricino
  3. Aceite de semilla de uva
  • Acondiciona en profundidad con regularidad. A veces, los acondicionadores normales con aclarado no son suficientes. Más o menos cada semana, después de lavarte el pelo, aplica un acondicionador profundo hidratante, déjalo actuar durante 10-30 minutos y luego acláralo.

Aclara el pelo con agua fría

Aclarar el pelo con agua fría ayuda a que las cutículas del cabello se aplanen, lo que hace que el pelo sea más suave y menos esponjado. Sólo necesitas unos segundos antes de salir de la ducha.

Rebajas
OGX Purifying Carbón Detox, Champú, Limpia y Aligera el...
  • Purifica tu cabello con el champú de Carbón Detox de OGX y...
  • Este champú está enriquecido con carbón de coco y arcilla...
  • Hidrata y limpia intensamente el cabello sin dejar una sensación...
  • Este champú purificante nutre tu cabello y le deja un aspecto...
  • Para mejores resultados, utiliza este champú con el resto de...

Si decides probarlo, debes saber que al principio puede resultarte un poco incómodo, pero con el tiempo te acostumbrarás.

Sécate el pelo con suavidad

Cuando tengas que lidiar con un pelo esponjado, te instamos a que te seques el pelo con suavidad. Aquí tienes dos opciones que puedes elegir y que no dejarán tu pelo hecho un desastre:

  • Deja que tu pelo se seque al aire. El secado al aire es la forma más suave de secar el pelo. No requiere que manipules el pelo en absoluto. Cuando hayas terminado de lavar, acondicionar y aplicar la crema hidratante y los productos de peinado, deja que el pelo se seque.
  • Sécate el pelo con la toalla con suavidad. Aunque el secado al aire libre es la mejor opción para evitar que se forme un mareo, lo siguiente que puedes hacer es secar el pelo con la toalla suavemente. Y con suavidad nos referimos a coger una pequeña toalla de microfibra en la mano y quitar suavemente el exceso de agua. Si aprietas, hazlo ligeramente para no alterar tus rizos y crear esponjamiento. Nota: No recomendamos utilizar una toalla o camiseta de algodón, ya que puede provocar una sequedad excesiva.

No separes demasiado tus rizos

Después de fijar tu cabello en un twist out, una trenza o un wash and go, puede que necesites separar tus rizos para conseguir el aspecto que buscas.

Pero si intentas evitar que se mareen, es esencial no separar demasiado los rizos. Hay una línea muy fina entre el volumen y el esponjamiento, y no quieres cruzar esa línea.

Separa algunos rizos aquí y allá y mírate al espejo todo el tiempo. Si decides utilizar herramientas, considera la posibilidad de usar un peine de púas anchas o un cepillo de cerdas de jabalí para combatir el encrespamiento.

Cómo arreglar el pelo esponjado

De vez en cuando, te encontrarás con un pelo esponjoso y te preguntarás qué hacer con él. Hay varias formas de arreglar tu pelo encrespado, y te las revelamos en la siguiente lista:

  • Rocía tu pelo con agua fría. Si sospechas que el encrespamiento de tu pelo se debe al clima o a que está completamente seco, el agua será tu salvadora. Sólo tienes que rociar tu pelo ligeramente con agua, y verás cómo el esponjamiento desaparece ante tus ojos.
  • Vuelve a aplicar tu moldeador. Cuando rociar el pelo con agua no es suficiente para arreglar ese esponjamiento, puedes volver a aplicar tus productos de peinado según sea necesario para conseguir el aspecto elegante que deseas.
  • Prueba un sérum. Los sérums son productos para el cuidado del cabello diseñados para alisar las cutículas del pelo y conseguir rizos sin encrespamiento. En caso de apuro, aplica unas gotas de sérum en la palma de la mano, frótala y aplícala sobre tus rizos.
  • Rocíalo con un spray fijador. Los sprays de fijación son estupendos para domar tus rizos esponjosos en pocos segundos. Pulveriza un poco del spray fijador en tus dedos y aplícalo rápidamente sobre los rizos individuales para fijarlos.

Conclusión

Ahora ya sabes qué causa el encrespamiento, y has reunido algunos consejos valiosos para prevenir y arreglar el pelo rizado. Esperamos que este artículo te proporcione la información que necesitas para despedirte del encrespamiento para siempre.

Deja un comentario