¿Por qué sigo teniendo caspa después de lavarme el pelo?

Después de lavarte el pelo, esperas que esté limpio y sin escamas, pero eso no siempre ocurre. A veces, la caspa puede ser complicada y persistir incluso después de haber hecho todo lo posible para eliminarla.

Esta mujer lleva el cabello corto por el hombro. Lo tiene limpio, sin caspa y bien cuidado.

Si tienes problemas con la caspa que persiste a pesar de tus esfuerzos, ¡tenemos buenas noticias! Este artículo explorará algunas de las razones por las que sigues teniendo caspa después de lavarte el pelo y te dará algunas herramientas de peso para combatirla.

¿Por qué sigo teniendo caspa después de lavarme el pelo?

Las sesiones regulares de lavado son suficientes para mantener la caspa a raya para algunos, pero no son suficientes en todos los casos. Hay muchas variables en juego cuando se trata de la salud del cuero cabelludo, y a continuación veremos algunas de ellas.

He aquí tres razones por las que la caspa vuelve a aparecer después de lavarte el pelo.

  • Tu champú está resecando tu cuero cabelludo
  • No te estás lavando bien el pelo
  • No estás tratando la caspa

1. Tu champú te está resecando el cuero cabelludo

Cuando te lavas el pelo con un champú que contiene tensioactivos fuertes o carece de ingredientes hidratantes, tu cuero cabelludo puede acabar más seco que el desierto del Sahara. Un cuero cabelludo seco acaba agrietándose y la capa superior de la piel se desprende.

2. No te lavas bien el pelo

Las escamas que persisten después del champú pueden ser una señal de que no te estás lavando el pelo lo suficientemente bien. Aunque tengas la tentación de apresurarte en el proceso, hacerlo dejará el cuero cabelludo sucio y escamado.

Para eliminar las escamas, tendrás que frotar bien el cuero cabelludo y el pelo (más adelante en este artículo hablaremos de cómo lavarse el pelo correctamente).

3. No estás tratando la caspa

Si no estás tratando activamente tu caspa, no puedes esperar que la descamación se detenga. E incluso si consigues lavar todas las escamas que veas, si no te ocupas de la causa principal de la caspa y pones en práctica remedios anticaspa, las escamas volverán a aparecer en poco tiempo.

5 formas probadas de deshacerse de la caspa

Ahora que sabes por qué el lavado no siempre elimina la caspa, probablemente estés buscando formas de eliminarla para siempre. Por eso, en esta sección, te guiaremos a través de cinco métodos probados para eliminar la caspa y mantener tu cuero cabelludo libre de escamas.

1. Cambia tu champú habitual

El champú anticaspa es una de las formas más fáciles y eficaces de deshacerse de la caspa de una vez por todas. Como su nombre indica, los champús anticaspa contienen ingredientes activos que combaten la caspa en su origen y dejan el cuero cabelludo calmado, hidratado y limpio.

Tienes muchos champús anticaspa entre los que elegir, así que busca y prueba unos cuantos para encontrar el que te funcione.

2. Exfoliar semanalmente

Es posible que tu rutina de lavado habitual no sea suficiente para cortar la gruesa capa de células cutáneas muertas, producto y grasa que se acumula en tu cuero cabelludo. Ahí es donde entra en juego la exfoliación.

Exfoliar el cuero cabelludo elimina la piel seca y escamosa que los hongos llaman hogar, al tiempo que elimina el exceso de grasa. También ayuda a reducir el picor, lo que puede evitar que te hurgues el cuero cabelludo y empeores los síntomas.

Para obtener los mejores resultados, exfolia el cuero cabelludo una vez a la semana justo antes o después de lavarlo con champú. Hay varias formas de exfoliar el cuero cabelludo, entre ellas:

3. Come bien

Ciertos alimentos pueden hacer que tu caspa se dispare o que tu cuerpo tenga más dificultades para combatir una infestación de hongos. En lo que respecta al cuidado del cuero cabelludo, obtendrás los mejores resultados si tratas tus escamas con métodos tanto internos como externos.

Eso incluye beber mucha agua y comer alimentos ricos en nutrientes, como frutas frescas, verduras de hoja verde y hortalizas.

También debes evitar los alimentos que provocan inflamación en tu cuerpo, ya que esto puede aumentar la producción de grasa. Una vez que reduzcas el consumo de alimentos grasos, azucarados y refinados, deberías ver una mejora en poco tiempo.

4. Controla tus niveles de estrés

Cuanto más estresado esté tu cuerpo, menos podrá combatir la caspa. El estrés suprime tu sistema inmunitario, lo que deja tu cuero cabelludo vulnerable a la levadura y las bacterias.

Si notas que tu caspa parece brotar cada vez que te sientes estresado, haz lo posible por controlar tu ansiedad.

Aprende técnicas de afrontamiento para ayudar a minimizar los efectos de los factores estresantes cotidianos y aprende a regular tus emociones mediante prácticas como la respiración profunda, la terapia conversacional y la meditación.

5. Prueba un remedio casero para la caspa

No faltan remedios casposos caseros en Internet. Utilizan ingredientes antifúngicos para combatir los hongos y calmar el cuero cabelludo inflamado. Puedes hacer tu tratamiento utilizando la mezcla de antifúngicos que prefieras.

El aceite de coco, el té verde y el aceite de árbol de té tienen propiedades antifúngicas y exfoliantes bien documentadas y pueden restablecer la salud de tu cuero cabelludo.

¿Quieres seguir el camino del tratamiento DIY? Sigue las instrucciones siguientes para probar un enjuague anticaspa de té verde:

  • Reúne tus ingredientes. Necesitarás unas bolas de algodón, una cáscara de limón, 220 ml de agua, una cucharadita de aceite de coco y una bolsita de té verde.
  • Hierve el agua y luego añade la bolsita de té verde y todos los demás ingredientes.
  • Tras 2 minutos, retira la mezcla de té verde del fuego y deja que se enfríe.
  • Carga las bolas de algodón con la mezcla y aplícala en todo el cuero cabelludo.
  • Espera hasta una hora mientras el té hace su magia.
  • Lava con champú y acondiciona tu cabello como lo harías normalmente.

Puedes hacer este tratamiento una vez a la semana hasta que veas los resultados que buscas.

Cómo lavar el pelo con caspa

Utilizar la técnica adecuada para lavarte el pelo es crucial si quieres eliminar la caspa. Empieza por cepillar o peinar suavemente el pelo antes de entrar en la ducha.

Además de deshacerse de los enredos, cepillar el pelo ayuda a aflojar las escamas de caspa y redistribuye los aceites naturales del cuero cabelludo para que no impidan que el champú llegue a la piel.

En lugar de aplicar el champú en tus mechones, centra tus esfuerzos en la limpieza del cuero cabelludo. Masajea suavemente el cuero cabelludo con un champú anticaspa durante al menos 5 minutos.

Debes masajear cada segundo de esos cinco minutos: la abrasión que creas eliminará las escamas sueltas y asegurará que el champú anticaspa llegue a donde tiene que llegar.

No dejes ninguna zona del cuero cabelludo sin tocar. Si te precipitas en el proceso, sólo conseguirás que la suciedad, la grasa y las escamas se acumulen. Otra cosa que debes tener en cuenta es la temperatura del agua.

El agua caliente puede sobreestimular el cuero cabelludo y aumentar la producción de grasa, así que lávate el pelo con agua tibia o fría. Una vez limpio el pelo, aplica el acondicionador en los medios y las puntas.

Cuándo acudir a un profesional

Aunque existen muchos tratamientos contra la caspa, hay algunas situaciones que requieren atención profesional. Pide ayuda si has probado varios remedios y nada parece funcionar o si tus escamas están empezando a afectar a tu calidad de vida.

Además, ponte en contacto con un médico inmediatamente si tu caspa va acompañada de problemas graves como sangrado, pus, dolor o formación de costras. Un profesional te ayudará a diagnosticar y tratar el problema antes de que empeore.

La caspa es la forma que tiene tu cuero cabelludo de decirte que algo no va bien. Tratar los síntomas de inmediato es la mejor manera de asegurarse de que no empeoren. Esperamos que este artículo te haya dado las herramientas que necesitas para mantener tu cuero cabelludo sano y sin escamas.

Deja un comentario

uno × tres =